Content

lunes, 7 de enero de 2013
Nadie en las puertas.
Nadie en los largos corredores
que conducen directos
hacia las antiguas plazas y viejos campanarios:
Sólo el viento,
testigo del naufragio.
Nadie en los altozanos.
Nadie en las parideras
batidas por el sol
que llevan hasta el fondo de la sombra:
Sólo el grajo
testigo del silencio de la tarde.
Nadie en los vestíbulos.
Nadie en los mercados
repletos de amapolas
para sustituir a los difuntos:
Sólo el río
testigo de la sangre de la tierra.
Nadie nunca ya.
Nadie en ningún lado.
Sólo el viento,
el grajo,
el río,
y el camino con piedras
erizado.

 José Antonio Labordeta

0 comentarios:

Publicar un comentario

SALA DE EXPOSICIONES

SALA DE EXPOSICIONES
en construccion

FOTOS CON SENTIMIENTO

FOTOS CON SENTIMIENTO
textos MARGA LOMA

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Acerca de mi

Mi foto

Me gusta la naturaleza, la relación con los que me rodean y la vida

Archivo del blog

Labels

About Us